NUESTRO

BLOG

CON CHILE TODO SABE MEJOR

CON CHILE TODO SABE MEJOR

El chile es uno de los ingredientes fundamentales de la cocina mexicana y juega un papel muy importante en la creación de los sabores y la identidad de los platillos mexicanos. Se usan primordialmente para dar sabor, textura, color y el picor que los identifica. 

Existen diferentes variedades de chiles que se utilizan para sazonar y dar sabor, desde los suaves hasta los muy picantes. En México hay un registro de 64 tipos diferentes de chile que se consumen de manera muy diferente. Algunos de los chiles más comunes en la cocina mexicana, clasificados de menor a mayor picante, son:

• El chile jalapeño: es el más conocido a nivel mundial, puede ser de color verde y rojo, de forma alargada y carnoso. Si va relleno se le conoce como chipotle.

• El chile poblano: es de un color verde intenso, ancho y alargado. Cuando está seco también se le denomina como chile mulato dependiendo de lo maduro que estuviera antes de secarlo.

• El chile serrano: es la segunda variedad más producida en México. Se caracteriza por su forma cilíndrica, por ser más bien de un tamaño pequeño, a veces con terminación en punta, de color verde con tonos rojizos cuando madura.

• El chile guajillo: es un chile seco de tonos rojizos oscuros y de  forma triangular y alargada. Es muy utilizado para guisos y salsas ya que da ese color rojo tan característico.

• El chile ancho: es una variedad seca del chile poblano. Se caracteriza por su color rojo café, de forma triangular y su piel rugosa.

• El chile chipotle: es una variante del chile jalapeño, solo que éste está seco y en ocasiones va relleno. Se caracteriza por su sabor fuerte y ahumado.

Esto se mide con la unidad shu (Scoville Heat Unit) y se conoce como la cantidad de veces que se diluye el extracto de chile en agua azucarada hasta que pierde el picor, es decir, cuántas más agua necesites para quitar el picor más picante será este. Por ejemplo, un chile jalapeño es necesario diluirlo en agua azucarada entre 15 y 30 mil antes de que pierda su picor.

Puedes probar estas variantes de chiles en algunos de nuestros platos, como en los jalapeños picositos, los tacos de tinga de pollo y los nachos “los frescos”. Por otro lado, también tenemos los que llevan salsa de chipotle, como las croquetas Delirio, los bastones de elote y el solomillo al José Cuervo.

¿Te han entrado ganas de descubrir el verdadero sabor del picante?

Ultimas noticias

¡Celebra la Navidad en Delirio!

¡Celebra la Navidad en Delirio!

Publicado el 30 noviembre, 2023

Síguenos en Facebook